Dictan 20 y 10 años de prisión a cabo PN y motoconchista por muerte arquitecta en Boca Chica

22
El hecho ocurrió la noche del 2 de octubre del 2021 en Andrés, Boca Chica. (Fuente externa)

RZ NOTICIAS, SANTO DOMINGO. – El Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, condenó 20 y 10 años de prisión a un cabo de la Policía Nacional y un motoconchista, encontrados culpables en la muerte de la arquitecta Leslie Massiel Rosado Marte, la cual pereció de un disparó a la cabeza, luego de un accidente de tráfico, suceso ocurrido en el municipio de Boca Chica.

El condenado a 20 años de prisión es el cabo de la policía Janli Disla Batista, de 31 años de edad, domiciliado en la calle Rafael Colón número 58, en sector Alto de Chavón, en el referido municipio.

En tanto, fue condenado a 10 años de prisión el motoconchista Rafael Castillo Novas (a) Argenis, 33 años de edad, domiciliado en la Avenida Las Américas, al lado de la estación de combustible Texaco, del sector Andrés, en el mismo municipio.

Los dos encartados fueron encontrados culpables de homicidio voluntario y complicidad en la muerte de un disparo en la cabeza a la arquitecta Leslie Massiel Rosado Marte, de 35 años de edad, en un suceso ocurrido luego de un accidente de tránsito, ocurrido la noche del 2 de octubre del 2021 en Andrés, Boca Chica.

El incidente ocurrió luego que la mujer víctima derribó con un todoterreno, al chocarla por detrás, una motocicleta en la que se desplazaban el cabo de policía, dos niños y la esposa embarazada de este.

De acuerdo al expediente acusatorio, el suceso ocurrió próximo a las 7:30 de la noche del sábado 2 de octubre del 2021, en la avenida Duarte de Andrés hacia Boca Chica

La víctima y su hija de 15 años de edad, cuyo nombre se omite por razones legales, se desplazaban por a bordo de un vehículo Mercedes Benz, en dirección Oeste-Este, aproximadamente a unos 500 metros del parquecito de Andrés.

La instancia indica que el vehículo de la mujer rozó levemente la motocicleta marca Suzuky conducida por Disla Batista y que el cabo estaba acompañado de su esposa, Santana de Jesús Ramírez y sus dos hijos menores de edad, quienes cayeron al pavimento y resultaron sin lesiones, conforme establecen los diagnósticos médicos.

Precisa que una vez ocurrido el accidente, el imputado Disla Batista le realizó varios disparos que obligaron a la víctima Rosado Marte, quien se encontraba en estado de gestación, a no detener la marcha del vehículo, tratando de salvar su vida y la de su hija.

Posteriormente, el agente policial abordó como pasajero la motocicleta que conducía el coimputado Rafael Castillo Novas y juntos le dieron persecución al vehículo de la víctima.

Al llegar próximo a la zona de la playa de Boca Chica, Janli Disla le volvió a realizar varios disparos que impactaron el vehículo, uno cerca de la placa y otro que se incrustó en el neumático trasero derecho.

Luego, con el arma de reglamento en la mano (una pistola marca Taurus, calibre 9mm no.TZ197576), el agente golpeó repetidas veces el cristal del lado del conductor, logrando herir a la víctima en la mano izquierda y realizó dos disparos, uno de los cuales la alcanzó en la cabeza y le provocó la muerte.

Indica que en medio de la persecución, el imputado le pidió ayuda a miembros de la Armada Dominicana que se desplazaban por el lugar en un camión de esa institución.

En el juicio de fondo concluido la noche del lunes uno de octubre del año en curso, el tribunal compuesto por Elizabeth Esperanza Rodríguez Espinal (presidente) Julio A. Aybar Ortiz y Flor Elizabeth Batista Polo (miembros), encontró culpables a los encartados en violación de los Artículos 59, 60, 295 y 304 del Código Penal Dominicano, que sancionan la complicidad y homicidio voluntario.

También la violación de los artículos 3, 12 y 396 de la Ley 136-03, sobre el Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes.

En sus palabras en el tribunal, el imputado cabo policial Disla Batista volvió a pedir perdón a los familiares de la hoy occisa y reiteró que nunca tuvo intensiones de matarla.

Por: Por Julio Benzant

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here